Columna “A Media Tarde”. Taddei y Célida en las aulas; Alfredo Gómez un apoyo de “muy arriba”

Por Carlos ROMERO

Célida López Cárdenas y Jorge Taddei Bringas, dos protagonistas de la historia política reciente, tienen la particularidad de haber sido destacados en la academia, en las aulas y fuera de ellas.

A la alcaldesa electa se le reconoce haber participado activamente en el gobierno estatal de Baja California ni bien salía de la Universidad.
Eran los años de Alejandro González Alcocer como gobernador, que sustituyó a su muerte al “Caballero de la Política”, el moctezumense Don Héctor Terán Terán.

A veces salen esos “garbanzos de a libra” de las aulas, como fue el caso de López Cárdenas, y los gobiernos, tanto como las propias escuelas, tratan de aprovecharlos al máximo posible mientras que por sus propios medios, consiguen destacar en el ámbito político o en la misma academia, o quizá en el sector privado.

Hablemos primero de quien será el coordinador de los programas federales en Sonora, en el gobierno del próximo presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Conocí a Jorge Taddei Bringas siendo él académico de la Universidad de Sonora y yo estudiante; fue uno de los primeros profesores con maestría en las áreas de ingeniería en energía sustentable; no estudió aquí, pero el bagaje académico que adquirió, sí lo desarrolló en Sonora.

Se hablaba de “El Profe Taddei” en las ingenierías industrial, minera y civil, como un docente que daba clases todos los días, que no era “barco” y que sus actualizaciones las hacía como un compromiso consigo mismo y con sus alumnos.

Luego de una vida en lo académico, tuvo su primer acercamiento en el año 2005 con Andrés Manuel López Obrador. Tanto como ahora el virtual Presidente electo, Taddei fue candidato del PRD en el 2006; le habían pedido cierto número de votos para que el PRD conservara el registro, pero su estrategia le permitió tener casi el doble de sufragios, con lo que López Obrador se posicionó en Sonora como un aspirante fuerte, proceso del que todos sabemos el final y no tiene caso recordar.

Con el tiempo, Taddei Bringas concilió con varios sectores para que López Obrador tuviera mejores adeptos cuando dejó el PRD y fundó MORENA.

Originario de Cananea, con 63 años de edad, Jorge Taddei no niega por ejemplo que le gusta el “Club Obregón”, de hecho, para algunos jóvenes, los milennials y otros clasepudientes de la ciudad, el Bar y comedero es una especie de “placer culposo”. Para el próximo representante de López Obrador en el estado, no lo es ni quiere que lo sea.

Se presenta y se presume como un profesor, como un académico al que de ninguna manera se le va a subir.

Ofrece seguir siendo él, a pesar de todo lo que tendrá en las manos, un poder hasta hoy insospechado pero que enfocará en las áreas vulnerables, en los programas sociales y todo el trabajo y todo el recurso, serán enfocados con ese cariz.

Su autenticidad no está a discusión. Ante el grupo de columnistas Libre Opinión, forjó hace unos días la idea de que no está en la política por el sueldo; coincidió con Andrés Manuel en un mismo objetivo hace algunos años, pero esta vez, junto con Alfonso Durazo Montaño, son los sonorenses más encumbrados en la izquierda mexicana.

Desde aquellos años, ya se decía que Taddei buscaba ganar solo con el respaldo de la ciudadanía.

Y lo sostiene, pues asegura que la Cuarta Transformación está en marcha y le da todo el mérito a la ciudadanía para que esto esté sucediendo.

Dice, ante columnistas que no sabe cuánto va a ganar como funcionario Federal; lo que sí sabe es que va a tener mucho trabajo de campo y de escritorio, porque su labor será en todas las dependencias Federales, en toda la entidad.

Admite que no trabajará solo, porque hay miles de personas que trabajan en el gobierno Federal, y con las que se va a apoyar.

Un café con pan dulce, es suficiente desayuno para él, asegura, mientras cumple con no “entrarle” a los chilaquiles.

Hoy, el catedrático e investigador está frente a un reto, quizá el más grande y que requerirá su presencia en todos los puntos del estado, porque la exigencia es mayúscula.

Sonora es muy grande, admite. Una sola persona no lo puede abarcar todo, pero para ello tiene un plan estructurado que contiene a los trabajadores de todas las dependencias federales.

Hubo que decirle y le sorprendió, que su sueldo será de poco más de 100 mil pesos al mes, pero advierte que no puede aceptar un salario superior al del Presidente de la República, ese será el tope, admite; “de ahí para abajo”.

Taddei va a requerir una presencia y estrategia mediática consistente, que le genere opiniones de todo tipo, pero sobre todo que le sirva de “caja de resonancia”; algo que le ayude a saber lo que se está haciendo bien y mal.

Y la duda resuelta fue, si habría de ser tolerante a la crítica; dijo que sí, que las opiniones desfavorables o que no representan una oda al trabajo realizado, tienen que tomarse muy en serio y muy en cuenta, para poder hacer un gobierno eficaz como lo ofrecieron desde que inició la campaña de Andrés Manuel.

Jorge Taddei Bringas estará este miércoles, es decir en unas horas, con el Grupo de Periodistas Contrapunto 10. Se prevé una excelente reunión con resultados muy nutritivos para la labor de informar.

—–AHORA BIEN, Para quien será la alcaldesa de la capital sonorense, para Célida López, está muy claro que tiene un gran compromiso con los sectores público y privado, así como con la sociedad civil organizada.

No por nada inmiscuyó a grupos organizados de la sociedad civil en el proceso de selección de quienes ocuparán 5 cargos de vital importancia en el gobierno municipal.

Y desde este martes, el Comité Seleccionador, que propondrá a Célida 3 nombres en cada posición, ya está recibiendo los primeros documentos de los interesados e interesadas.

Seguridad Pública, Contraloría, Tesorería, Infraestructura y Oficial Mayor, buscarán a sus titulares de entre 3 nombres que se le propondrán a la alcaldesa electa el 10 de septiembre, a más tardar.

El puesto de Secretario del Ayuntamiento, el segundo de abordo, “la voz de la conciencia” para la alcaldesa será Alfredo Gómez, un empresario del que se hablan cosas muy positivas en la negociación política, no necesita el sueldo para vivir, y por si fuera poco, trae la “bendición” del hombre poderoso de MORENA en la entidad, es decir del senador electo y próximo secretario de Seguridad Pública nacional, Alfonso Durazo Montaño.

La cercanía de Alfredo Gómez con las altas esferas del poder político y económico es directamente proporcional a las cualidades de negociación que se le atribuyen.

Por el bien de Hermosillo, que las aplique en cuanto llegue.

Por cierto, hablando de Seguridad Pública, se dice que algunas necesidades de Hermosillo están ideales para que las cubra alguien con mucha capacidad, y quizá, alguien que venga de fuera, que vea el panorama completo, que no esté vinculado a las corporaciones locales -todavía- y que pruebe honorabilidad y prestigio.

Veremos.

—–ESTE MIERCOLES SERÁ UN DÍA CAOS EN LA INFORMACIÓN POLÍTICA. LOS IRES Y VENIRES DE personas elegantes y olorosas, cargando portafolios, será una constante en el Congreso del Estado.

Se discutirán temas que por la trascendencia para el estado generarán profusa información y análisis, y claro que también opinión a favor y en contra.

El Ejecutivo envió un paquete de propuestas que tocan en lo Constitucional.

El Legislativo tiene el “balón” en su cancha, y la opinión pública está muy al pendiente de esta sesión del miércoles, donde los resultados son de pronóstico reservado.

Gracias por leer estos párrafos.

Soy Carlos Romero, reportero con 28 años de trayectoria y director de El Patrullero.