Columna “Viento a Favor”, el ataque a la inseguridad y sus reacciones

Por Carlos ROMERO

Antes de empezar con el tema del enfermero Martín “N”, que murió ayer cerca de su casa, al recibir varias heridas con un machete, permítame decirle lo siguiente:

Los hechos violentos ocurridos en Hermosillo, donde salieron a relucir armas de fuego, largas y cortas y donde murió un sujeto y resultaron lesionados dos policías, son resultado del ataque frontal que se está dando a la criminalidad, lo cual ya de suyo es preocupante.

De ninguna manera se está justificando el clima de violencia que se vivió el sábado en la capital.

Pero si le pedimos a las autoridades que vayan con todo contra la delincuencia y luego tras un enfrentamiento armado para hacer una detención de delincuentes, hacemos caso a los que se oponen solo por ganar adeptos políticos, le estamos negando a las autoridades la oportunidad de servirnos y cumplir para lo que fueron electos.

El sábado y ustedes lo saben, se presentaron 4 enfrentamientos armados de policías contra presuntos delincuentes en calles muy céntricas o pobladas, y lo que es peor, a plena luz del día.

Una psicosis se formó en las redes sociales y era previsible que quienes ahora solo están detrás de una computadora, no en el campo de batalla, gritaran voz en cuello exigiendo resultados a las autoridades municipales y estatales.

Lo que no dicen es que para que las cosas estén en este nivel hoy, el pasado debió haberles permitido crecer en número y peligrosidad.

Y que quede muy claro que una gran parte de la sociedad está preocupada, con justa razón, pero una minoría que se quedó sin trabajo en el gobierno hace un año y medio, arengan a la gente con aviesos fines, solo para denostar y golpear el trabajo que se está haciendo y sus resultados.

Hablemos de lo que nos toca aquí en Hermosillo: los enfrentamientos armados se dan porque de alguna manera, se está haciendo frente a la delincuencia, solo que la escalada en el tema de inseguridad, encuentra su único freno en la coordinación entre autoridades y en la denuncia.

Por otro lado, la eliminación de la impunidad será el soporte para que la ciudadanía confíe de nuevo en las autoridades.

A Maloro Acosta Gutiérrez le ha tocado trabajar contra una serie de problemas que no tiene precisamente origen en la falta de política ni tienen qué ver con la incapacidad para gobernar, como algunos lo quieren hacer creer.

Podrá usted estar de acuerdo o no y eso enriquece el debate.

La situación de la ciudad es resultado de años de descuido y abandono, y las decisiones que ha tomado la actual administración generan una reacción adversa, sí; pero consideremos que se están haciendo las cosas difíciles.

Aunque tampoco se está tratando de tapar el sol con un dedo.

Hay decisiones con altos costos políticos, pero que son las que la ciudad necesita y hacerle frente a la delincuencia es una de ellas.

Criticar es fácil, lo difícil es proponer alternativas de solución.

La dinámica ahora es: si ya sabemos que hay un problema, empecemos por nuestros hogares, enseñando a los hijos lo malo y lo bueno; enseñando el valor del trabajo honesto en lugar de evadirnos de las responsabilidades y hacer de nuestras colonias un caldo de cultivo para la delincuencia.

A nuestros jóvenes les hacen falta valores y la escasez de ellos genera la plataforma para la escalada delincuencial.

Hoy estarán las autoridades estatales y municipales dando los primeros avances de las investigaciones en torno al homicidio de Martín, como le decía líneas atrás, el enfermero que al morir asesinado y haber sido víctima de heridas días antes, se convirtió en un suceso de información sumamente importante.

Por la importancia del tema, las autoridades, entre ellos el director de la Agencia Ministerial Investigación Criminal (AMIC), Manuel Barrios Macario, podrían dar a conocer los primeros pero sustanciales avances en la investigación por el homicidio de este joven, que fue enfermero del ISSSTESON.

Y eso es lo que los ciudadanos exigen: resultados.

Tiene aquí mucho que ver la disposición del municipio y del estado a ser equipo y trabajar en conjunto por la ciudadanía.

Las críticas siempre existirán, lo difícil es hacer propuestas valiosas y como ciudadanía exigir resultados al gobierno.

wp-image--1527912212

Posted in: OPINIÓN

Tagged as: , , ,