Pide Gobernadora bajar cobro de luz a familias

Hermosillo, Sonora, agosto 16 de 2020. Para ayudar a mitigar el impacto económico que el confinamiento en casa por Covid-19 está generando a las familias sonorenses en esta temporada de calor, al incrementar el gasto de energía eléctrica en sus hogares, la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano solicitó al director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, que la paraestatal considere un apoyo adicional durante la contingencia, especialmente para el consumo doméstico.

Derivado de la pandemia por el Covid-19, que ha implicado permanecer en casa, incluso durante los horarios laborales y escolares, por la estrategia “home office” y las clases a distancia, las familias sonorenses están enfrentando un notorio incremento en los recibos de electricidad, toda vez que se ha generado un mayor consumo en este servicio, principalmente, por el uso durante más horas de aparatos enfriadores de aire en los hogares, que en Sonora no son un lujo, sino una necesidad.

Preocupada por la situación que prevalece en la entidad, la mandataria sonorense, vía telefónica, expuso ante el titular de la CFE la necesidad de que las y los sonorenses cuenten con un apoyo adicional a la tarifa de verano por el alto consumo que están enfrentando esta temporada y que está impactando fuertemente su economía familiar.

“Es importante, por este confinamiento y las altas temperaturas durante la actual temporada de calor en la entidad, apoyar la economía de las familias, quienes ahora tienen que permanecer más tiempo en casa y usar más horas los aparatos de aire acondicionado y abanicos para mitigar el calor, y esto ya se refleja en los cobros en los recibos de luz”, indicó.

La gobernadora Pavlovich puntualizó que el estado de Sonora enfrenta condiciones climatológicas especiales y si bien cuenta con una tarifa de verano especial que ha venido gestionando año con año en apoyo a las y los sonorenses de los 72 municipios, este año la situación es aún más complicada porque la única medida efectiva para enfrentar la emergencia sanitaria es quedarse en casa, pero esta implica un impacto a la economía de las familias que ahora consumen más electricidad.

“En Sonora por las altas temperaturas del verano, tener aparatos de refrigeración no es un lujo, es una necesidad y, durante esta pandemia, las y los sonorenses que se quedan en casa atendiendo las medidas sanitarias necesitan del apoyo con el recibo de consumo de energía eléctrica”, señaló.

La gobernadora sonorense dijo que el titular de la CFE escuchó su petición, con el compromiso de analizar el caso de Sonora, por lo que dará seguimiento a la espera de que esta gestión ante la Federación tenga una respuesta positiva y logre reducir el impacto negativo de la pandemia en la economía de las familias sonorenses.

Como se informó en su oportunidad, la gobernadora inició esta gestión hace varias semanas, con una solicitud respetuosa al Congreso del Estado para que la legislatura local enviara un exhorto a la CFE solicitando que la paraestatal redujera a la mitad las cuotas de cobro de energía eléctrica durante la contingencia sanitaria.