Peña Nieto y la visita de los mensajes

Por Carlos ROMERO

Cubrir la visita de un Presidente, es un privilegio que no todos tienen. Simple y llanamente porque independientemente del momento en el que se encuentre ese personaje, malo regular o bueno, la trascendencia de los mensajes es lo que cuenta para un analista que sabe comprender lo que dice y lo que no se dice.

La presencia ayer del secretario de Hacienda, José Antonio Meade, en un evento de la CFE hace pensar que  Enrique Peña Nieto lo “tiene en el ánimo”, con miras a la candidatura del PRI para la presidencia de la República.

Usted quizá ya sabe que el Jefe del Ejecutivo nacional estuvo ayer en Sonora, para arrancar un proyecto de generación de energía, donde estaban los que tenían que estar y otros más.

Por ejemplo, como le digo, estaba el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell; el director de la CFE, Jaime Hernández Martínez; por supuesto, la anfitriona, la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y muchos personajes de la vida pública del país, que la gente solo ve en la televisión y en las noticias.

Primero, entender que Peña Nieto y su gente no están acostumbrados al calor de Sonora, por lo que él se derritió por un momento, mientras dirigía su discurso.

Pero mientras ellos se morían de calor, la gobernadora estaba fresca y relajada, escuchando el mensaje de los participantes, pero sobre todo, observando.

Siendo la mujer analítica que es, seguramente entendió los mensajes dichos y los no dichos.

La presencia de Meade tiene varias lecturas, pero la primera es que el Presidente lo anda placeando, presentando en los estados como una posibilidad para sucederlo, lo cual no debe tener muy conformes a los del grupo Atlacomulco.

El otro mensaje es el firme control sobre la política y las finanzas del estado, que demuestra la gobernadora Pavlovich y que este miércoles le quedó claro a Peña Nieto.

Si quiere ganar Sonora, tendrá que tener de aliada a la mandataria estatal, eso está claro.

Las presencia de todos los que ahí estuvieron, dan cuenta de eso.

Al final, la gobernadora le presentó al presidente, a quien encabeza el Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Francisco Gutiérrez Rodríguez, con quien Peña Nieto intercambió algunas ideas, quizá sobre el Nuevo Sistema de Justicia Penal, no lo sabemos.

Lo cierto es que esta visita debió servir para que Peña Nieto se diera cuenta en el momento social y político que se encuentra el Estado.

—- EXTRAÑO VER AL RECTOR DE LA UNISON, Enrique Velasquez Rodríguez sin un asiento reservado y casi a la salida del recinto donde fue el evento en Empalme.

Por algo no tuvo acceso y queremos pensar que fue por una mala aplicación del criterio por parte del Estado Mayor Presidencial.

Gracias por leer estos párrafos, hoy más breves.

*Soy Carlos Romero, reportero con 25 años de trayectoria y director de El Patrullero.

 



Categorías:OPINIÓN

A %d blogueros les gusta esto: