Columna “Viento a Favor”. Delfines y niños, una inteligencia superior

Por Carlos ROMERO

Por un momento, estar frente a la Bahía de San Carlos en Guaymas, invita a pensar que los problemas no existen. El panorama y el clima propicio para olvidarse de la rutina y las prisas diarias, hacen que por un momento, las cosas luzcan mejor.  Pero al voltear la vista se observa un delfinario lleno hasta el tope con gente esperanzada en que al recibir terapia, sus niños con discapacidad puedan incorporarse a un mundo “normal” que no está preparado para recibirlos.

Y es que viéndolo con detenimiento, es el mundo el que no sabe cómo tratar a los niños especiales, no al revés, porque es claro que ellos tienen más amor, inteligencia emocional, capacidad receptiva y muchas cosas que las personas “normales”, no alcanzamos a entender ni somos capaces de brindar.

El martes 11 de julio quedará en la historia de Guaymas, porque es el día en que la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano decidió romper con el patrón de echarle la culpa al pasado y no hacer nada por el presente y el futuro.

Contrario a lo que hacen muchos, la mandataria hizo un recuento de daños, calculó la crisis existente en el Delfinario Sonora y convocó a las partes involucradas en generar su posible reapertura.

Empresarios y gobierno se unieron para empezar un nuevo proyecto de Delfinario, sin tomar en cuenta lo que quedó atrás; había que reconstruir todo desde el principio para que el trabajo tuviese valor.

Con una inversión de 78 millones de pesos y la llegada de nuevos inquilinos, cuatro delfines nariz de botella, el Delfinario Sonora está listo para brindar terapias a niños con discapacidad a partir de este lunes 17 de julio y abrir al público en general desde este fin de semana.

Risho, Mauricio, Europa y Tana, estarán haciendo de la vida de esos niños especiales, un mejor lugar para transitar. Ayer dieron una muestra de lo que son capaces de hacer.

Está comprobado que la delfinoterapia es una de las actividades más eficaces con las que la ciencia médica puede apoyarse para la rehabilitación de niños con ciertas discapacidades.

Ayer en medio del bullicio, de gente que se  arremolinó a su al rededor, y guaymenses ansiosos por mejorar la calidad de vida de sus niños, Claudia dio el banderazo de salida y dijo que ningún delfinario del país tiene la calidad y la finalidad con la que cuenta el de Sonora.

Ahora debe existir una franca voluntad de la gente para cuidarlo.

Los niños especiales nos enseñan todos los días, pero en este caso, fueron la motivación más importante para que el Gobierno del Estado lo reabriera y con una calidad de otro nivel.

Como aderezo se podría comentar porque así fue, la entusiasta participación de la señora Margarita Ibarra de Torres, presidenta del DIF estatal, en la apertura de este Delfinario.

Y es que, dígame usted si no es motivo de gozo tener unas instalaciones como éstas, al servicio de las familias sonorenses.

Además, podría parecer que la llegada a Sonora de estos cuatro delfines fue casual, que pudieron ser otros 4 cualquiera, pero no. La actitud si se puede llamar de esa manera a una actividad animal, los hace mostrar su inteligencia.

Estos cuatro delfines están en Sonora como si aquí hubiesen nacido. Tienen una identidad clara con los sonorenses, y ayer lo mostraron.

Será una unión entre dos seres vivos con inteligencia superior, cuando los niños estén en la alberca con los delfines. Júrelo.

—- EL MARTES, MIENTRAS UN GRUPO DE PERIODISTAS ACOMPAÑABAN A LA GOBERNADORA CLAUDIA PAVLOVICH por Guaymas, en la inauguración de el Delfinario Sonora, una serie de sucesos que tienen que ver con la infraestructura se presentaron en Hermosillo.

Se trata del hundimiento de al menos 4 tramos de pavimento, calles que parecían seguras y que al ir transitando, autos y camiones cayeron al vacío, sufriendo daños aunque sin lesionados qué lamentar, por fortuna y hasta el momento.

El problema es que los días pasados, la naturaleza ha sido benévola e inclemente con la capital de Sonora.

Hermosillo había sufrido de una sequía constante que tiene vacía la presa Abelardo L Rodríguez, desde hace unos años.

Por como se veía el presente, se podía prever que el futuro sería igual de incierto en el tema de agua. Se tomaron varias medidas para dotar de agua a la capital pero aún así, las autoridades siguen buscando la alternativa más viable para allegar del líquido vital a la capital.

Sin embargo, la poca preparación histórica de la ciudad, la basura en las calles que daña las alcantarillas pluviales y muchos etcéteras, hicieron que la tierra y el pavimento se reblandecieran, poniendo en una situación de riesgo de oquedades, las calles y puentes de la ciudad.

Por ello es importante que usted que circula a diario en sus carros lo haga con precaución para evitar caer en uno de esos agujeros que se pueden formar por culpa de nadie, solo de la copiosa lluvia, en las rúas de la capital.

Las autoridades municipales y estatales ya están tomando cartas en el asunto.

Gracias por leer estos párrafos. Soy Carlos Romero, reportero con 25 años de trayectoria y director de El Patrullero.

email: carlosrb8@hotmail.com



Categorías:OPINIÓN

Etiquetas:,

A %d blogueros les gusta esto: