Inaugura ISC exposición de David Alfaro Siqueiros en Puerto Peñasco

Inaugura ISC exposición de David Alfaro Siqueiros en Puerto Peñasco

-La exposición “Huella digitales”, que abrió sus puertas en la antesala del Segundo Coloquio de Educación Ambiental, es un recorrido por la vida y obra del gran muralista mexicano.

Puerto Peñasco; 8 de octubre de 2022.- La obra de David Alfaro Siquieros no requiere introducción. Uno ve sus trazos e identifica sus pulsiones: la rebeldía, el humanismo, la búsqueda de un mejor futuro. Vemos en sus trazos aquel aforismo de Émile Cioran que reza “Nuestro deber moral es estar siempre con los desprotegidos sin olvidar que todos somos de barro”.

La directora general del Instituto Sonorense de Cultura (ISC), Beatriz Aldaco Encinas, dio un sentido discurso donde dimensionó el gran legado del muralista mexicano.

“David Alfaro Siqueiros, mexicano del norte y del mundo; artista de lo popular, pero a través de técnicas de vanguardia; Siqueiros, tan local y tan universal a la vez. Por esos contrastes y aparentes contradicciones, el artista es inmenso. Hombre de intensa conciencia social, sensible, firme en sus convicciones, comunista, sindicalista, rebelde, revolucionario, guerrero, es tan moderno como la ‘renovación espiritual’ que concibió y propuso tanto para el arte como para la sociedad, al ser testigo de las extremas desigualdades sociales de su tiempo, que, desafortunadamente, son muy parecidas a las actuales”, señaló la funcionaria estatal.

“Huellas digitales” es una exposición que se logró con el inestimable apoyo del nieto del artista, el fotógrafo David Constantino Siqueiros y montada por el coordinador de Artes Visuales del ISC, Octavio Avendaño. 

Dividida en tres partes, “Huellas Digitales” es un ejercicio biográfico que muestra lo polifacético de David Alfaro Siqueiros. Desde sus cartas que demuestran sus principios ideológicos y sus compromisos humanistas, a las fotografías tomadas por David Constantino, que retratan y desmitifican al muralista: fotos de la rutina, del día a día, de sus enojos y sus alegrías. Imágenes que nos recuerdan que siempre hay un hombre de carne y hueso detrás de la leyenda. Y finalmente, su obra. Si bien Alfaro Siquieros siempre señaló la superioridad moral del mural (comunitario) sobre el individualismo de la pintura ‘de caballete’, su obra no está exenta de ello. 

El muralista regresa a Sonora, en tiempos de cambio.

“Es así que Siqueiros regresa a Sonora más comprometido y más fuerte que nunca, a través de su arte, de su obra, de su mensaje, de la presencia de sus descendientes, de todos los que lo admiramos y valoramos y, sobre todo, de sus huellas dactilares, únicas por naturaleza e ineludibles en el arte universal, en el contexto del Segundo Coloquio de Educación Ambiental”, finalizó la directora del ISC.