Columna “Viento a Favor”, Sucesión en el PRI; el PT crece con Ana Gabriela

Por Carlos ROMERO

Cada día que pasa, se hace más fuerte y con más presencia en los cafés políticos, de que habrá cambios en la directiva estatal del PRI, que además de sano es urgente, y a quien todos los analistas serios ponen en primer lugar es a Ernesto De Lucas Hopkins.

El todavía regidor del Cabildo de Hermosillo tiene experiencia como secretario de estado y como legislador, pero además la posición de dirigente partidista no le es ajena. Ya fue presidente de ese partido.

Y según lo visto hasta hoy, el perfil del magdalenense le vendría como anillo al dedo a un PRI que, arrastrado por la “ola Andrés Manuel”, perdió todo lo que podía perder en la elección del pasado 1 de julio.

Se espera que el esquema de “El Pato” de Lucas de un vuelco de 180 grados a lo que se ha visto en el PRI por 3 años; fue un partido todo lo conservador que estar en el Gobierno le permitió.

Al amparo de un trabajo notable en unas áreas del Gobierno del Estado, pero decepcionante en otras, el PRI de Gilberto Gutiérrez administró el poder.

En sus buenos tiempos -hace muy poco, de hecho- el edificio del PRI por la calle Kennedy era un crisol de culturas, colores, olores e idiomas, venidos de muchas partes del estado, y que venían a rendirle pleitesía al dirigente tricolor.

Hasta antes del 1 de julio, todo era algarabía y positivismo.

Hoy, relatan reportes serios de quienes van a menudo, aquello luce desanimado, sumamente tétrico.

Muchos se colgaron de la buena imagen de la gobernadora Claudia Pavlovich, para pretender que el partido era un portento, una fortaleza.

Lo cierto es que muchos dejaron de hacer su chamba, tanto en la administración pública como en la partidaria. Se habla incluso de traiciones y patadas por debajo de la mesa el día de la elección.

Pero a lo hecho, pecho.

Se dice que Ernesto de Lucas es el hombre que podrá regresarle el orgullo a los priístas; la tragedia sucedida en julio pasado les debió enseñar que deben de trabajar todos en una misma dirección.

Una de las cosas que más se cree que El Pato de Lucas podría explotar ya como presidente del PRI, es su capacidad para generar acuerdos.

Lo ven no solo como un hecho que él llegue al partido, sino como una necesidad.

El 2021 será un año electoral, pero los candidateables ya están surgiendo por todos lados, medios de comunicación y redes sociales, porque un buen político sabe que en cualquier momento puede ser candidato.

Sin embargo, la sobre exposición de un personaje con afanes proselitistas, también tienen sus contra indicaciones.

En fin, quizá esta semana se cristalice la llegada de Ernesto de Lucas como capitán del equipo tricolor.

Vientos de cambio y nuevas caras vienen al PRI.

Importante en una etapa donde MORENA se ve cada vez menos, el PAN va por su segundo aire, el PT toma fuerza, el PRD desapareció y el PES no tiene definición.

—-LOS QUE ANDAN MUY ANIMADOS son los petistas en Sonora. Tienen en Ana Gabriela Guevara una candidata idónea para figurar en la boleta electoral el 2021 y fírmelo que van a trabajar para ello.

Y si me apura, le digo que el PT es el único partido que ya tiene candidata para el Gobierno del Estado.

La velocista es el único proyecto de ese partido -y quizá hasta de otros- y en ella van a trabajar día y noche.

Lo que deben estar cuidando mucho en el PT, es que el protagonismo de su diputado Rodolfo Lizárraga y los previsibles malos gobiernos municipales, no den al traste con el buen capital político que está generando Ana Gabriela.

Lo demás, como quiera.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.