Manejo financiero irresponsable llevó a un pésimo servicio del transporte: DGT

*A casi tres semanas de operar, el Estado da a conocer desorden financiero que encontraron

Integran comisión ciudadana para transparentar y eficientar uso de recursos

Hermosillo, Sonora, octubre 31 de 2018.- La mala administración y el desorden financiero por parte de las empresas Sictuhsa y RED llevaron al servicio de transporte urbano en Hermosillo a estar en pésimas condiciones para operar y una situación financiera al borde de la quiebra, declaró Carlos Morales Buelna, titular de la Dirección General de Transporte (DGT).

En conferencia de prensa, dio a conocer el balance de la situación financiera que encontraron entre ellos gastos de reparaciones y de refacciones altos, endeudamiento con proveedores por parte de las empresas requisadas, lo que ha venido restando posibilidades de crédito a la nueva Comisión de Transporte.

Además, otra de las anomalías es una nómina inflada tanto en el número de personal como en sueldos y salarios, por lo que desde la primera semana en que el Gobierno del Estado empezó con la operación del sistema de transporte, se redujo cerca del 20 por ciento del personal y más de 35 por ciento en dinero, añadió.

“Es un dato más de la mala administración que había en dichas empresas, y sin contar con los sobreprecios que se tenían en la compra de servicios, instalaciones, y mantenimiento en las unidades de transporte”, aseguró.

A raíz de esta situación y para garantizar a los ciudadanos un manejo eficiente y ordenado de los recursos por parte del Estado, se integró una comisión ciudadana de transparencia que dará seguimiento a cada peso que entra y sale del sistema del transporte.

Morales Buelna añadió que a casi tres semanas de que el Estado tomara las riendas del servicio de transporte y requisara poco más de 200 unidades, actualmente están operando 185 unidades en promedio, de las cuales se tiene un ingreso semanal aproximado a los 5 millones de pesos, lo que a la fecha, desde que la DGT tiene en operación las unidades, suman más de 15 millones de pesos sólo por concepto de pasaje.

Esto, dijo, sin contar los subsidios otorgados por el Gobierno del Estado y el pago con prepago que ronda en los 2 millones de pesos mensuales, por lo que considera que los ingresos que se tienen de la prestación del servicio son suficientes para la operación del mismo sin subir la tarifa como constantemente exigían Sictuhsa y RED.

“Nosotros consideramos que financieramente el servicio de transporte en Hermosillo es viable con la tarifa de 9 pesos que actualmente se cobra, más aún en las condiciones que se encuentran actualmente las unidades que prestan el servicio y que de ninguna manera hacen viable el aumento de tarifa a corto plazo como siempre lo plantearon Sictuhsa y RED”, destacó.

Ahora la recaudación diaria es mucho mejor a la que ellos tenían, aseguró, porque se está poniendo orden, con un manejo correcto de los ingresos, con ahorros, sin despilfarro; también se cuenta con ingresos más altos que los que las empresas tenían, a causa de un mal uso de los recursos.

El director general de Transporte señaló que en cuanto a los egresos, semanalmente se erogan cerca de 2.8 millones de pesos por concepto de diesel y casi 2 millones de pesos en nómina, más lo que se gasta en concepto de reparación diaria de unidades, por lo que con un manejo eficiente y con los ingresos que se tienen es viable proyectar la adquisición de nuevas unidades mientras el Gobierno tenga a su cargo el servicio.

Agradeció la participación de Ignacio Peinado Luna, presidente de la Unión de Usuarios de Hermosillo; Alfonso López, de Vigilantes del Transporte; Efraín Soto, Consejero Académico de la Escuela de Derecho de la Universidad de Sonora; y al Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción de Sonora, por participar en la supervisión del manejo de los recursos.

“Consideramos que, con una buena administración y transparencia en el manejo de los recursos, junto con los subsidios que el Estado da al servicio del transporte, se puede obtener a mediano plazo un transporte de calidad que el usuario merece”, reiteró.

Carlos Morales Buelna recordó que el Gobierno del Estado no tiene la capacidad para operar de manera permanente el servicio de transporte, y tendrán que buscar una solución a largo plazo.