Columna, Maloro en la encuesta; se acomodan las piezas del PRI; recula Moreno Valle.

El alcalde de Hermosillo premio ayer a los policías por valor heroico y entre ellos se encuentra el oficial Francisco Alesio Valenzuela, quien se recupera de varias lesiones recibidas en un enfrentamiento a balazos contra un sujeto que finalmente fue detenido.

Por Carlos Romero 

Hoy revive Sonora, comienzan las clases en las escuelas, la actividad económica, las oficinas gubernamentales, el estado en su totalidad, vuelve a ser lo que siempre es, una entidad de las que tiene mayor dinamismo económico y menos índice delictivo en el país.

Tan distinto es nuestro estado a otros, que si hoy estamos viviendo un invierno atípico a 35 grados, mañana martes con la entrada de un frente frío estaremos a 10 o quizá a menos.

También la actividad política empieza fervorosa desde este lunes, pues el 2018 es año de elecciones, y si de candidatos y candidatas hablamos, ya se están definiendo los cuadros que competirán por los 100 puestos de elección popular en Sonora.

Hermosillo tendrá puestas todas las miradas, pues aún habiendo sido uno de los municipios más golpeados por la falta de interés de parte de la Federación, muchas encuestas afirman que el PRI sostendrá la alcaldía.

Las decisiones difíciles e impopulares que debió tomar el presidente Manuel Maloro Acosta, no representan un riesgo para la “marca” porque hay materias donde el gobierno de la capital viró 180 grados y ahora tienen una imagen distinta y mejor ante el electorado. Una de esas materias es seguridad pública.

Independientemente de lo que suceda a nivel central con el PRI, si José Antonio “PepeMid” gana, se va a segundo o se va a tercer lugar en la elección, en Sonora el partido tricolor tiene una supremacía qué defender.

Se trata de la alcaldía de Cajeme, e ir con todas las cartas más fuertes por la de Guaymas y Navojoa, que son municipios donde el PAN quedó en la lona debido a la ineptitud de sus gobiernos.

También el PRI le apuesta, independientemente de lo que suceda con Meade, a ganar la mayoría en el Congreso del Estado, sosteniendo así , electoralmente, el trabajo de alta escuela hecho por Epifanio Salido Pavlovich como coordinador parlamentario.

Quienes saben afirman que el próximo en ocupar esa curul sería Miguel Ernesto Pompa Corella, hoy secretario de Gobierno, y quien pasaría a la silla que hoy ocupa “El Potrillo” de Nogales, en justicia y por méritos propios podría ser la actual jefa de gabinete, Natalia Rivera Grijalva, de quien se dice, si tuvo capacidad para unificar a los duros perfiles del gabinete, podría también tener el carácter para ir por los temas más sensibles y delicados de la gobernabilidad interna del estado.

Ya veremos.

Por lo pronto, la capital tiene un Presidente que está saliendo en las encuestas, y sin pedirlo, al menos en la de Consulta Mitofsky, en el apartado de “Senaduría”, y el Maloro Acosta ahí entre broma y broma, dejó entrever la idea de que sí le interesa. Pero consciente de los negativos que tiene, también se sabe que tendrá “mano” en el mesa donde se decidirán las candidaturas a las 6 diputaciones por Hermosillo, donde el PRI debe ir por todo.

No obstante que lo mencionan y mucho en las encuestas, en diversos puestos, quizá el futuro inmediato del “Maloro” Acosta se encuentre en uno de los cargos de primera línea del gabinete estatal.

Ernesto “Pato” de Lucas se fortalece cada vez más para buscar y retener la alcaldía de Hermosillo, mientras que los demás suspirantes por ese puesto, Ulises Cristópulos, podría ir al gabinete Federal, si gana Meade, y si no, al Congreso del Estado, pues de que es buena carta electoral, la es.

Por su parte Kitty Gutiérrez Mazón podría ser un muy buen enlace entre el sector privado y el Gobierno, si es que no compitiera por la candidatura a la alcaldía, si a “El Pato” de Lucas se le cayera, digamos en esos términos.

El PAN… el PAN pareciera que dejó de tener interés en Sonora, y le explico:

David Galván Cázares, quien tomara licencia para irse a representar a los diputados locales de ese partido, era si usted me permite la expresión, el mejor y único operador de alto nivel que tenían en la entidad.

Hace unos días simplemente se alejó del estado para dirigir a los diputados locales en un momento inexacto, cuando a los diputados les quedan 6 meses de gestión y él estaba en momento para posicionarse como perfil idóneo en el Congreso del Estado.

Quienes saben las cosas internas del PAN dicen que Galván ya no podía llevar una relación cordial con su secretaria general, su segunda a bordo, Alejandra López Noriega, y dos: que independientemente de lo que suceda con el Frente del PAN, MC y PRD a nivel nacional, en Sonora no se podrán de acuerdo a la hora cero y habrá varios cuadros importantes que tronarán contra el partido, entre ellos se menciona al alcalde de Nogales, Temo Galindo, de quien se dice, está decidido a “reventar” contra su partido, si no resulta electo candidato a Senador.

El que sí “chafeó” fue Rafael Moreno Valle, ex gobernador de Puebla que tenía muy ilusionados a varios sonorenses de que si no era él el candidato a la presidencia por el Frente, se rebelería, iría por una vía alterna, y muchos etcéteras que quedaron solo en saliva. Ayer anunció que no será un obstáculo para el PAN en el Frente y por supuesto tampoco para Ricardo Anaya Cortez.

Había dicho muchas cosas pero al final, reculó. Tantas expectativas que se tenían de él y su gallardía política en Sonora, y todo quedó en nada. Le sacó a ir contra Anaya.  

Gracias por leer estos párrafos.

*Soy Carlos Romero, reportero con 25 años de trayectoria y director de El Patrullero.

A %d blogueros les gusta esto: