Columna. “El Presupuesto por encima de las diferencias. Toño y su visión. Y Maloro en Boston.

Posted by

Por Carlos ROMERO

El Congreso del Estado aprobó este martes, tan rápido como hace mucho tiempo no se lograba, el Presupuesto para el año 2018, que va a consistir en unos 64 mil millones de pesos y estará basado en dotar de recursos a los programas sociales, de beneficio directo a la gente. Y la verdad es que esta fecha marca un récord en la historia reciente; el año pasado el paquete presupuestal salió el 15 de diciembre. El nuevo Presupuesto del 2018, no contempla impuestos nuevos ni aumentos a los existentes. La sesión duró más de 6 horas, tiempo en el que los Congresistas de Sonora tuvieron oportunidad para debatir sus argumentos y finalmente le dieron luz verde a la propuesta que mandó el Ejecutivo Estatal, que es 5% superior al ejercido el año pasado. La mitad de ese presupuesto se destinará en gasto de educación, salud, desarrollo social y seguridad. Y, quizá usted diga ¿a mi qué?. Pues la explicación más sencilla es que sin el Presupuesto, la dinámica del estado se paralizaría; el dinero del estado se enfocaría simplemente en rubros de pagos emergentes, pero los proyectos de inversión se detienen. Ya sucedió eso, hace algunos años cuando los legisladores fueron incapaces de ponerse de acuerdo y el 1 de enero amanecimos sin presupuesto aprobado. El programa de Reconducción Presupuestal que se aplicó, contemplaba gasto en cosas de urgencia, pero el gasto que el estado requería, simplemente no se pudo hacer. Para este año y previendo que esto no volviera a suceder, el Ejecutivo envió un paquete presupuestal austero, que permita mantener un rumbo en el estado y la consecución de las metas que se trazaron, pero sobre todo la disciplina financiera. El grupo parlamentario del PRI sabía que tenían un compromiso de poner énfasis en la promoción de los derechos humanos, la igualdad de género, la profesionalización de los cuerpos policiacos. También un tema sustancial de la agenda legislativa fue la reestructuración de la deuda. Es importante dejar en claro que el objetivo de una reestructuración es que el estado pague menos de intereses. Lo sustancial es que Sonora ya tiene un paquete presupuestal con el que sostenerse, las diferencias entre los partidos políticos son naturales, se entienden, pero la sesión de este martes en el Congreso transcurrió ligera hasta cierto punto, y las diferencias se acentuaron en temas que finalmente salieron adelante. El mérito sin duda, por la altura de la discusión, es de los coordinadores parlamentarios, Epifanio Salido Pavlovich, del PRI, y Luis Serrato, del PAN. Pero se debe reconocer que el Ejecutivo tiene a dos operadores de primera línea, en lo político, Miguel Pompa Corella, el secretario de Gobierno, y en lo financiero, Raúl Navarro Gallegos, el secretario de Hacienda. —-TAMBIÉN AYER el guaymense Antonio Astiazarán Gutiérrez, ex presidente municipal, ex diputado y hoy alto funcionario en la SEDESOL, se reunió con importantes columnistas de la ciudad para convivir por el fin de año y sostuvo con ellos una interesante charla. Habló de su trabajo en Energía Sonora, desde donde se han tomado importantes decisiones para el ahorro de energía en los hogares sonorenses. También habló de su cercanía y amistad con quien será el candidato del PRI a la Presidencia, José Antonio Meade Kuribreña, con quien lo une una amistad de años. Opina, “El Toño”, como es conocido en Sonora, que el PRI como todos los partidos tiene una crisis de credibilidad con la que deberá trabajar. Incluso, reconoció que en esta crisis de credibilidad están inmersas también las instituciones. Reconoció en la gobernadora Claudia Pavlovich a la jefa política del estado y a una amiga con la que ha ido trabajando por muchos años. Fue interesante dialogar con uno de los hombres que están haciendo política a nivel central, y su visión sobre lo que se ve de Sonora en el Gobierno Federal. —-SI A ALGUIEN LE QUEDABA DUDA SOBRE LO QUE ESTABA HACIENDO EL PRESIDENTE MUNICIPAL Manuel Maloro Acosta en Boston, ayer se despejaron. Fue a la Universidad de Harvard, a presentar proyectos de desarrollo que tienen mucho qué ver con el prototipo de ciudad que la gente anhela. Si las obras están en papel y hay el dinero para hacerlas, pero no es lo que la gente necesita, tienden a convertirse en el “elefantes blancos” que se desechan apenas fueron construídos. Por ello es que los gobiernos requieren una visión técnica de las obras y los programas que se necesita implementar, y en ello, los especialistas de la Universidad de Harvard son unas eminencias. A eso fue el Maloro, a ver esa visión y pedir esas opiniones. Un punto bueno por ello; ahora, que se aplique y se beneficie a la mayor cantidad de personas posible. Gracias por leer estos párrafos. *Soy Carlos Romero, reportero con 25 años de trayectoria y director de El Patrullero.