El Hospital estará donde se necesita y donde se puede construir

Por Carlos ROMERO

Después de esto, quizá no me permitirán entrar a Villa de Parras otra vez, un fraccionamiento que ya de por sí está aislado pero no parece estar unido. Y le diré por qué.

No festejo que sus casas de inunden cuando llueve, seguramente así como están en trámites para tratar de “tumbar” el proyecto del nuevo Hospital General, también estarán tramitando el pago de garantías de parte de la constructora o ya de plano, en la aseguradora. No lo sé.

Vecinos de Villa de Parras, -no todos- que viven en Colosio y Quintero Arce, se oponen a que el nuevo Hospital de Especialidades del Estado se ubique en su zona, y esgrimen diversos argumentos para los cuales ayer el Estado y el Municipio llevaban respuesta.

Pero como no escucharon lo que querían, lo demás no vale.

Las obras complementarias costarán 500 millones de pesos adicionales a los 1000 que tienen contemplados para el Hospital, porque incluye mejoramiento de vialidades, ampliación de ruas, construcción de rutas alternas; lo que no incluye es el mejoramiento del humor de los vecinos de Villa de Parras, para quienes la única salida válida será que el hospital no se construya en su zona.

Le diré algo:

En la reunión de este martes, a la que estaban convocados los vecinos de todo el Poniente, que son muchos y de muchas colonias, acudieron unas 200 personas, y quien diga que fueron más, miente.

Si es cierto, como dicen, que la inconformidad proviene de la gente de todo el Poniente, no están interesados en demostrarlo.

Y si las matemáticas no mienten, 200 no pueden mandar sobre 2 millones, que son la población de Sonora que podría tener acceso a los servicios del Nuevo Hospital.

El colectivo Sonorense, el dinero Federal para esa obra y el proyecto coinciden que el Hospital estará en Quintero Arce y Colosio.

No creo tampoco que la oposición sea un tema clasista. Pero quienes están inconformes han olvidado que las obras se hacen donde se necesitan y donde se pueden hacer, no donde los vecinos quieran o no quieran.

Un hospital es un tema de salud pública general y tras el crecimiento de los servicios del Seguro Popular, el Nuevo Hospital de Especialidades de Sonora requerirá accesos, transportes, empleados, obras alternas que también ocupan inversión, y no se puede supeditar a la oposición de una colonia, así fuera toda, o todo un sector, incluso un distrito, Hermosillo ocupa el hospital y no está en las manos de los vecinos de Villa de Parras, para su desgracia, decidir dónde se construirá.

Ayer se les presentaron las opciones de nuevas vialidades, del trabajo social que se hará para evitar la presencia de indigentes, en fin, nada los satisfizo. Sin embargo ellos seguirán en su posición porque encontraron oídos a su inconformidad, pero las convocatorias a sus reuniones, no reflejan la oposición que ellos aseguran existe.

Ni 200 ni 2 mil son mayoría.

—– ESTE MIÉRCOLES ESTÁ EL PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO A EMPALME. ES LA QUINTA VISITA PRESIDENCIAL DEL JEFE DEL EJECUTIVO NACIONAL AL ESTADO.

Estará en Empalme para inaugurar una obra, una planta de la CFE a propósito del aniversario de la paraestatal.

Políticamente es un buen momento para Peña Nieto, porque acaba de imponerse en el PRI al abrir los candados para la elección de candidatos y otras reformas que se hicieron a los estatutos del partido tricolor.

Pero socialmente, Peña llega en un momento malo para Sonora, tras la extinción del Fideicomiso Río Sonora, compromiso por el cual debería responder el presidente.

Muchos sonorenses están conscientes de que la contaminación del Río Sonora no ha sido resuelta y aún así, el Fideicomiso que contenía el dinero, 2000 millones, ha muerto. Y el encargado de expedirle el “acta de defunción”, fue la SEMARNAT.

Peña Nieto llega en un momento socialmente adverso para los sonorenses, por los recortes que se hicieron a nivel federal en muchos rubros del presupuesto que le tocó a los estados.

Sin embargo, siempre es bueno que un presidente venga, sobre todo porque se fortalecen los lazos con la entidad y con la gobernadora Claudia Pavlovich, quien ha mostrado ser una de las mejores gestoras que Peña Nieto tiene en frente.

Empezará el ciclo escolar para los niños de primaria y secundaria y sería muy bueno que Peña Nieto anunciara apoyos para Educación, para Salud -aparte del Hospital-, para vivienda. En fin, que se vea que valió la pena la visita de cuando mucho dos horas del presidente.

—- PARA EVALUAR LOS DAÑOS CAUSADOS POR LAS LLUVIAS EN LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS, LA GOBERNADORA CLAUDIA PAVLOVICH recorrió algunas escuelas del Sur de la ciudad, donde hizo compromisos y muy fuertes.

Como ya van a empezar las clases, la mandataria convocó a las autoridades involucradas, al secretario de la SEC, Ernesto de Lucas, al delegado de la SEP, Enrique Palafox, y a todos quienes están inmersos en ese tema, a que trabajen de inmediato y arreglen las bardas caídas, los salones goteados, y todos los etcéteras, porque los niños esperan estar seguros y cómodos cuando entren a clases.

Lo importante de todo esto es que la gente le cree cuando ella hace un compromiso y ese capital es sumamente difícil de obtener. Lo demás, como quiera.

Otro mensaje importante es la cercana presencia del diputado Federal Ulises Cristópulos, y la legisladora local diputada Kitty Gutiérrez Mazón con la gobernadora, en la gira de ayer por las escuelas. Recordemos que se les menciona como dos contendientes para buscar la candidatura a la alcaldía de Hermosillo, pero ambos podrían ser competitivos en donde la mandataria los requiera.

Gracias por leer estos párrafos.

 



Categorías:OPINIÓN

Etiquetas:

A %d blogueros les gusta esto: