La Policía Municipal y el INEGI; el Vaso medio lleno

hermosillo seguro banner 1

Por Carlos ROMERO

Las cifras que presentó el INEGI y que parecen un revés para la policía Municipal, son ciertas pero parciales; tan ciertas como que la gente se siente insegura como en todo el país, pero tan parciales como que la muestra analizada solo es marzo y de junio. Y con la dinámica que está teniendo la percepción social, no se puede considerar vigente una muestra tomada hace un mes.

 

Y … ¿Cambiaría algo si la muestra fuese distinta?

Sí, porque a partir de las modificaciones hechas en la Comisaría General de Seguridad Pública, que ahora dirige Jorge Suilo Orozco, se incrementó la vinculación con la Fiscalía General de Justicia del Estado, con la Secretaría de Seguridad Pública Estatal y con la Policía Federal, lo cual ha venido a impactar sensiblemente a la baja las cifras en robos a la casa habitación, en denuncias por robo de auto, en homicidios y otros delitos que tenían asustada e inconforme a la ciudadanía.

Esa inconformidad en la gente de Hermosillo se refleja en la encuesta del INEGI, que mide parcialmente la percepción social; lo que no se refleja son los cambios de estrategia, el reordenamiento de la Policía Municipal que se dieron a partir del 19 de junio.

La estrategia que Suilo Orozco aplicó en el programa “Hermosillo Seguro” que él ideó e implementó desde el Ayuntamiento, se está aplicando en este momento en la Comisaría de Seguridad Pública Municipal.

La metodología para la encuesta es clara y no deja lugar a dudas; lo que no se explica es que esa percepción no es la de hoy en día.

Por lo tanto el incremento de 70.9 a 81% que se sienten inseguros, según el análisis del INEGI, en Hermosillo, es una cifra cierta, pero parcial y que perdió vigencia desde hace semanas.

Pero la encuesta es tan amplia, que por necesidad pierde actualidad dado que las muestras para hacerla se tomaron hace varias semanas, lo cual impide tener una visión actual de lo que piensa la gente.

La Policía Municipal ahora tiene en la calle 50 agentes que estaban en labores administrativas; cuenta con 30 patrullas más que no se tenían; tiene 90 agentes menos que fueron despedidos por falta de compromiso con la corporación -a dónde se fueron, esa es decisión personal-.

Tampoco se toman en cuenta medidas que parecen imperceptibles de momento, la baja en los robos a comercios del Centro, donde los locatarios eran víctimas de ese delito diariamente y que hoy por hoy tras el cambio de estrategia, se bajó a cero.

La vinculación entre la Policía Municipal y la industria restaurantera tiene el objetivo de cuidar a los comensales y no de recaudar dinero de quien bebió alcohol en una cena. El reconocimiento al trabajo de Jorge Suilo Orozco por parte de la CANIRAC no puede ser gratuito.

Existía una inercia negativa que no se puede ni se debe negar; la policía Municipal fue una “ostra” que no daba información y la falta de información se llenaba con especulación. Esa cerrazón hacia la sociedad hermosillense por parte de una corporación que ya venía con números malos, dejó una carga pesada que la nueva directiva se echó al hombro.

No hay que ser fatalistas en materia de seguridad pública, pues con acciones de alto impacto se está notando el trabajo de la Fiscalía, de la Secretaría de Seguridad y ahora de la Policía Municipal.

Sin embargo algunos estaban esperando la oportunidad de que con cifras, una autoridad les diera la luz verde para criticar todo y a todos.

En cambio otros que estamos viendo la “película completa”, lo de antes y lo de hoy, no dejamos de reconocer que algunas cosas se hicieron mal, pero también se reconoce lo que se está haciendo en este momento y que sí hay algunos resultados positivos.

Es decir, algunos preferimos ver el vaso medio lleno en lugar de medio vacío.

Gracias.

20170706_111645

Jorge Suilo Orozco, Comisario General de Seguridad Pública en Hermosillo

Categorías:INFORMACION