Columna Viento a Favor; Claudia pide; Seris quieren internet; Hermosillo necesita más de AMLO; elección en MORENA, de «pronóstico reservado»

Por Carlos ROMERO

La visita del presidente Andrés Manuel López Obrador fue más productiva de lo que se esperaba.

Y no por los resultados que tuvo ni por lo que ofreció al pueblo sonorense, sino porque para él, sigue siendo rentable visitar y ser cobijado por los pueblos étnicos, y el noble ciudadano le sigue comprando el discurso aquel que lo ha hecho tan famoso a lo largo de los años de «por el bien de todos, primero los pobres», y todas sus derivadas.

Después de lo que se vivió en la multicitada visita al Sur del Estado, con el accidente carretero de periodistas incluido, el presidente López Obrador estuvo en Punta Chueca, territorio Comcaac, una comunidad indómita donde no había estado ningún mandatario nacional.

Usted ya sabe los detalles de esa vista porque las notas informativas han dado cuenta de ello.

Pero es bueno desmenuzar lo que dijo y lo que calló, para dejar en claro que no hizo ningún compromiso nuevo.

En un evento realizado en la tierra seri, teniendo como marco el maravilloso mar de Cortez, el Canal del Infiernillo y la Isla del Tiburón, en el escenario estaban la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas, el director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Adelfo Regino, el gobernador Comcaac, Saúl Molina Romero, así como representantes de todas y cada uno de los grupos étnicos del Norte del Estado.

Es muy cierto que los pueblos originarios están marginados, que les llega muy poca ayuda, que tienen problemas ancestrales, y pareciera que gobiernos fuesen y viniesen, y la crisis social entre las etnias, se acrecentara.

Pero en realidad la situación que viven y han vivido los seris da una clara idea de esa marginación que le estoy platicando.

Mire usted, por un lado la gobernador Pavlovich Arellano pidiéndole apoyo al presidente para modernizar la carretera de Hermosillo a Bahía de Kino para hacer de ella una rúa más segura para el tránsito.

Con una cartulina en la mano, la mandataria le explicaba al jefe del Ejecutivo Federal que se requieren 100 millones de pesos para empezar a ampliar 85 de los 110 kilómetros que contempla esa carretera.

Le explica la gobernadora al presidente en su exposición que en esa carretera hay muchos accidentes, y tiene toda la razón.

Le detalla los términos en que se puede ampliar la carretera, pero López Obrador no parece muy dispuesto a desprenderse de ese dinero, sea necesario o no, para mejorar la seguridad de quienes circulan por esa vía.

El hecho es que el planteamiento ahí fue hecho de manera firme y puntual; y le quiero decir que no fue lo único que Claudia le pidió a López Obrador; también le solicitó agua potable para los seris, un recurso natural no renovable que hace décadas esa tribu le está pidiendo a los gobiernos Federales.

La gira de López Obrador dio más información que resultados tangibles para los Comcaac.

Dentro de lo que le decía, sigue siendo el discurso infaltable del presidente, la mención a los programas sociales como el de becas a estudiantes y el apoyo para los adultos mayores y para quienes tienen alguna discapacidad.

Un dato que reveló el presidente y que puso a pensar mucho a quienes saben de política, fue lo que dijo sobre entregar el dinero para reparación de escuelas, directamente a las asociaciones de padres de familia.

Dijo que ya tiene un acuerdo con la gobernadora del estado -con quien aseguró que no se va a pelear- para organizarse con los padres de familia de las 3500 escuelas de la entidad, y mediante las sociedades, dotar de dinero para reparar las instituciones que así lo requieran.

Y eso fue precisamente lo que ocasionó «ruido» entre quienes hablan de darle todo el poder económico a un grupo de personas que si bien conocen la problemática, no se tienen la garantía de que sepan administración pública y cosas relacionadas con licitaciones de obra pública.

Pero igual se trata de un programa nuevo al que hay que darle oportunidad de funcionar o de fallar.

Lo que sí es claro es la empatía que tiene el mandatario tanto con la gobernadora, como con la alcaldesa de Hermosillo.

Para Célida, la visita de López Obrador resultó en una posibilidad de refrendar la amistad y la cercanía.

Pero es necesario que esta cercanía se refleje un mejor presupuesto para la ciudad. Que López Obrador mejore las condiciones presupuestales para lo que por años fue la «capital del Noroeste de México».

Hermosillo y su alcaldesa han recibido siempre al Presidente de manera cálida y respetuosa.

Las peticiones de Célida para el gobierno Federal siempre han sido claras y enfocadas en lo más urgente para el municipio.

Entonces, ¿dónde se ha atorado la respuesta del gobierno Federal?.

Porque en alguna parte se queda el compromiso que debería haber de regreso a esa petición clara y respetuosa.

No lo sabemos. Lo que sí es un hecho es que si López Obrador quisiera apoyar decidida y cabalmente a Hermosillo, ya lo estaría haciendo y la verdad, no se nota.

Mención aparte le digo que en el evento de Punta Chueca estaban todos y cada uno de los grandes personajes de la 4T, entre ellos el delegado de programas sociales, Jorge Taddei, y sus subdelegados; funcionarios de todos los niveles, gente del pueblo de Punta Chueca.

Se hizo notar la presencia de los parlamentarios sonorenses Arturo Bours, senador, y las diputadas federales por Hermosillo Lorenia Valles y Wendy Briseño, así como Marco Carbajal, todos ellos en el área del público y dando muestra de humildad, pues los importantes en el podium eran las etnias sonorenses.

—CADA DÍA SE PONE MÁS INTENSA LA LUCHA POR EL LIDERAZGO DE MORENA EN LA ENTIDAD.

Y es que realmente es mucho lo que está en juego, pues se decide la persona que encabezará al partido mayoritario en toda la entidad, rumbo a las elecciones del año 2021.

Y le quiero decir que las cosas se han puesto de «pronóstico reservado», como decían los clásicos narradores deportivos.

En verdad que tanto Adolfo Salazar como Guillermo Díaz se han emparejado en fuerza y en posibles apoyos.

En estos momentos no hay nada para nadie, y si algo es seguro es que ambos se disputarán car voto de los consejeros que elegirán el próximo 10 de noviembre.

Esto pinta para ponerse «color de hormiga».

Gracias por leer estos párrafos. Soy Carlos Romero, reportero con 28 años de trayectoria y director de El Patrullero.

Por elpatrullero

Sitio oficial de El Patrullero, una revista web e impresa con la mejor información de Hermosillo, La Costa, Nogales y Agua Prieta. Cotizaciones de Publicidad disponibles en el correo elpatrulleroinforma@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: