Día: 2 abril, 2018

Columna Viento a Favor; Meade y Juana; el PRI se le une; Sylvana y Maloro, Pato, Emeterio

Por Carlos ROMERO

Mientras las campañas se van desdoblando, vamos descubriendo elementos nuevos en los candidatos y en sus propuestas, que parecen interesantes para que la ciudadanía las conozca.

Ayer que estuvo José Antonio Meade en Hermosillo, el primero de los candidatos presidenciales que llega a la capital ya en la campaña formal, dejó mostrar aspectos de su personalidad que tradicionalmente se mantienen ocultos en un aspirante.

Arropado por el priismo sonorense en un evento que tuvo como marco el Expoforum, el candidato se comprometió con 7 ejes rectores de donde se desprenden temas como educación, salud, atención a la mujer, seguridad pública y economía, pero tomó la atención del respetable con el compromiso de legalizar los autos “chuecos”, una vez que llegue al gobierno.

No sin antes decir que se tendrían que cumplir condiciones para este registro de carros que vienen del extranjero.

Pero se ve que realmente hubo una lectura profunda de Meade Kuribreña sobre los temas que interesan en Sonora.

Respaldó el trabajo de la gobernadora Claudia Pavlovich y la manera como la mandataria ha tejido una relación con Arizona.

Convocó a los priistas a trabajar en un solo objetivo, recoger las inquietudes de los sonorenses día a día sin descanso.

Habló de los problemas de seguridad pública en Cajeme, y aseguró que se puede resolver  haciendo las cosas correctas.

Agradeció a Rogelio Díaz Brown haber aceptado la invitación para coordinar su campaña en Sonora, y es que quizá usted estimada lectora y lector, se recuerde que el cajemense figuraba como uno de los priístas con mejores números para buscar un puesto en la elección del 1 de julio, aspiración que dejó a un lado para darle la oportunidad a sus compañeros.

Lo otro que llamó la atención y de buena manera, es cómo se refirió a Manlio Fabio Beltrones, de quien dijo, no tomó la oportunidad de ser legislador, que podía y en una excelente posición, pues prefirió acompañarlo a él en el gabinete y luego buscar un escaño en la próxima oportunidad.

Esa fue una reunión además, para refrendar en apoyo de los priistas a su candidato, incluso algunos que andaban como “ovejas descarriadas” hicieron acto de presencia.

El ejemplo está en quienes, no siendo ni pez de río y ni pez de mar, apoyarán por interés el proyecto de Meade, pero se les ve en los actos de Antonio Astiazarán, que ahora es candidato del PAN, y twittean a favor del la fórmula de MORENA.

Lo interesante es ver que quienes estuvieron ahí se dividen en 3 segmentos principales: Unos que son operadores electorales natos, son los que amarrarán alianzas, operarán en la campaña, darán la palmadita en la espalda, harán el trabajo fino.

Los otros son los que ya tienen una imagen entre el pueblo, la gente los conoce y los acepta, les pide una foto, le llaman “capital político” y ese capital es el que pondrán a la disposición de Meade en la campaña.

Y los otros son gente que está decidida a votar por Meade nomás porque lo consideran buena opción.

Algunos analistas calculan que el priismo sonorense reunido ayer con Meade, le puede dar un 10% de la votación mas lo que ahora ya tiene.

De esa gente se nutrió el día de ayer el Expoforum, pero si un día le dije que la señora Juana Cuevas de Meade tenía cara de primera dama, pero ayer me quedó más claro.

La forma como Meade se dirige con prestancia y complementariedad hacia su esposa, es para tomarse en cuenta.

“La mejor decisión que he tomado en mi vida, es casarme con Juana”, le dice el candidato a un público repleto de mujeres con el corazón hinchado.

Ella, en cambio, con los pies en la tierra, tomándose “selfies” con la concurrencia, sí, pero consciente de que el público merecía toda la atención, le pidió a su marido que se regresara, pues él ya iba de salida del evento, pero había algo muy importante que le faltaba por hacer: tomarse una foto con un grupo de personas en silla de ruedas que le fueron a mostrar su apoyo.

Doña Juana “rescató” al candidato de entre el gentío y se lo trajo con la característica gentileza  de una esposa que encarga algo al marido y sabe que éste no lo hizo.

Meade, en el mundo que todo candidato presidencial habita en una campaña, cerca de todos pero aislado, para que no le afecte el entorno, se abrió paso entre el tumulto para regresarse a tomar la foto con el grupo de personas con capacidad distinta.

Y ya en la rueda de prensa, a donde el candidato llegó caminando presuroso, fue diligente con la prensa, y hay que decirlo con todas sus letras, fue generoso con sus respuestas.

Meade mostró que sabe a lo que viene en esta campaña, no se amilanó a preguntas “bravas” de temas relativos a las encuestas, al país, a la economía, y sí fue claro en retar una vez más a Andrés Manuel y a Ricardo para que “no le saquen” y debatan sobre su patrimonio.

Y le digo que fue “diligente” con la prensa es porque su director de medios de cuyo nombre no quiero ni acordarme, había dado solo oportunidad para 5 preguntas, 3 de ellas de medios “nacionales”, el candidato abrió la oportunidad para los demás que estaban en la sala, entre ellos este reportero, y dijo textual “no le saco a ninguna pregunta”.

Y creo que ya con eso, valió la pena la espera y estar parados 4 horas antes, durante y después del evento.

Y por si fuera poco, la adhesión de los candidatos que aún no inician campaña pero que están muy listos para hacerlo, Ernesto “Pato” de Lucas, en Hermosillo y Emeterio Ochoa Bazúa, en Cajeme, las dos ciudades más grandes del estado, que tienen dos perfiles jóvenes que buscarán la alcaldía de sus municipios, y al menos 1 la conseguirá.

Hay muchos detalles que hoy no le contaré pero de que son de suma importancia, lo son, sin embargo habrá oportunidad en textos posteriores de hacérselo patente.

—–

Y si en la elección para Presidente de la República, solo hay una mujer, en los distritos Federales que se están disputando en Sonora las cosas van a pintar distintas para las féminas.

El Distrito 3 en particular, tendrá una competidora que ya ha venido marcando huella en diferentes elecciones y en distintas posiciones ejecutivas y legislativas que se le han encargado.

Lorena Valles Sampedro tiene la marca de la izquierda e invariablemente se hablará mucho de ella en la próxima elección, pues su perfil ya viene sentando un precedente sumamente importante para los electores.

Ella ya fue legisladora Federal y en su periodo tuvo el acierto de atender a la gente de Bahía de Kino, quienes hacían años solicitaban una unidad deportiva digna.

Valles Sampedro, tejiendo en lo más alto de la política nacional, en el Congreso de la Unión, consiguió el recurso que se requería para esa unidad deportiva que hoy es una realidad.

 

Así que su nombre hay que tenerlo muy presente de hoy en adelante.

Gracia por leer estos párrafos.

*Soy Carlos Romero, reportero con 27 años de trayectoria y director de El Patrullero.

meade